Entradas

Por qué se celebra el Día Internacional de la Televisión

Cada 21 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Televisión y hemos querido traer algunas curiosidades que quizá no sabías sobre esta gran herramienta de comunicación. Queremos que la televisión siga siendo un medio de comunicación responsable y veraz, que permita a todos conocer qué está pasando alrededor del mundo de forma pública. Imagen de niños viendo la televisión

¿Por qué celebrarlo el 21 de noviembre?

El 21 de noviembre de 1996 en la ONU se realizó el Primer Foro Mundial sobre la Televisión en el que se invitaba a los usuarios de las televisiones a compartir programas relacionados con la paz, la seguridad, el desarrollo económico y social y la cultura, entre otros asuntos. Este día no sirvió solo para conmemorar dicho evento sino para también dar el reconocimiento del gran impacto de las comunicaciones geo-televisivas. La televisión fue, a partir de entonces, reconocida como un instrumento de orientación, canalización y movilización de la opinión pública.

Desde su canal, podemos encontrar vídeos disponibles en varias lenguas, que tratan temas de interés mundial, como los derechos humanos y la paz. Estos videos son emitidos desde varios lugares del mundo gracias a la amplia red de operaciones de la Organización. Además, destacan también varias series documentales que se pueden ver a través de sus redes sociales y en materia audiovisual, un corto ganador de un Óscar sobre las personas con discapacidad.

Puedes seguir todos las principales reuniones y evento en directo desde su propia plataforma.

¿Por qué es importante la televisión?

Conforme llegó la televisión a los hogares, se convirtió en el centro del entretenimiento de estos y, a su vez, en el elemento clave para el acceso a la información. A partir de los años 90, comenzaron a aparecer en España nuevos canales de televisión, lo que la convirtió en la oportunidad de oro de las marcas para llegar a más consumidores.

Sin embargo, a lo largo de los años, la televisión ha tenido que afrontar una serie de cambios que han hecho tambalear su popularidad. El primero de ellos fue la Televisión Digital Terrestre (TDT), que trajo una televisión digital, de mayor calidad y mejores resoluciones. Esto permitió la aparición de más canales, de modo que se produjo una fragmentación de la audiencia. A pesar de este cambio,  los resultados en términos de audiencia daban a entender que, si bien las cifras de audiencia no eran tan altas, la gente seguía consumiendo este servicio de un modo menos uniforme.

El siguiente gran achaque para la televisión fue la llegada de Internet. A esto debemos añadir que algunos de los cambios realizados por las propias cadenas televisivas, como el exceso de publicidad o empezar los programas demasiado tarde, hacían que la experiencia de visionado del espectador fuera de mala calidad.

Con la llegada de Internet, las televisiones fueron fácilmente sustituidas por una computadora en la que podías acceder ya no solo al contenido televisivo sino a otro tipo de videos: entretenimiento, entrevistas a personajes públicos o consejos de cualquier tema. Plataformas como Youtube permitían pasar horas y horas consumiendo videos a la carta, y las redes sociales permitían compartir lo que estabas viendo con otras personas de una forma muy sencilla y rápida.

La llegada de las televisiones inteligentes permitió utilizar la televisión como pantalla de lo que visionamos desde el móvil o tablet, aumentando aún más la brecha entre Internet y la televisión.

 

Imagen de una televisión conectada a Internet

 

Con la aparición del video en Streaming, la televisión vuelve a reinventarse, ofreciendo entre sus muchos canales plataformas de servicio bajo demanda, donde el espectador elige qué ver y cuándo verlo.

Inicialmente fueron plataformas externas a la televisión las que empezaron este cambio, pero, poco a poco, canales que se emitían desde hacía años lanzaron sus propias plataformas en Streaming ofreciendo contenidos ya emitidos anteriormente o estrenos en primicia. Sin embargo, esto no fue suficiente, así que las plataformas empezaron a invertir en contenido exclusivo de sus canales: crearon nuevas series únicamente de estreno en la plataforma cuando ni si quiera se podía estar seguro de que fueran a tener audiencia, películas, documentales y emisión de capítulos en directo antes de que se estrenaran en televisión.

Toda esta serie de adaptaciones convierte a la televisión de nuevo en la herramienta predilecta para informarse o disfrutar del tiempo libre en casa. La televisión sigue siendo el principal medio de comunicación en los hogares a pesar de todos los contratiempos que ha sufrido a lo largo de los últimos años.

¿Cómo celebrar el día de la televisión?

Al contrario de lo que pueda parecer, el objetivo de este día no es pasarse horas y horas consumiendo programas televisivos. Es un día para compartir información sobre programas que promuevan valores y aporten conocimiento, de modo que el espectador pueda realizar un intercambio cultural. La televisión debe servir como agente de difusión de noticias e información de interés mundial, evitando dar importancia a programas de entretenimiento de mala calidad.

 

Imagen de una televisión con diferentes plataformas

 

La mejor forma de celebrar este día es compartir a través de redes sociales programas que puedan aportar al espectador información enriquecedora o desarrollar habilidades. También, compartir programas que creen conciencia sobre los problemas y conflictos que enfrentan países y comunidades alrededor del mundo.