Entradas

¿Qué es el Inbound Marketing y qué beneficios aporta a tu estrategia?

Aunque el concepto de Inbound Marketing es muy reciente, (surgió en el 2005 por Brian Hallin, CEO de Hubspot), esta técnica de marketing es cada vez más utilizada por todo tipo de empresas, convirtiéndose en una de las más populares en la actualidad.

Pero, ¿qué es exactamente el inbound Marketing, y en qué puede ayudar a las empresas? Todas estas dudas y muchas más te las resolvemos a lo largo del artículo, así que no te lo pierdas.

Definición de Inbound Marketing

El Inbound Marketing se puede definir como la suma de técnicas de marketing digital no intrusivas, que tiene la capacidad de atraer al público objetivo, y llevarlo por las diferentes etapas, desde que conoce la empresa hasta que se convierte en cliente

Es decir, son los potenciales clientes quienes encuentran a la empresa, y mediante diferentes contenidos de valor, se les acompaña por las distintas fases del comprador, hasta que se convierten en clientes.

Diferencias con el Outbound Marketing

Para comprender mejor qué es el Inbound Marketing, es recomendable saber qué es el Outbound Marketing, es decir, justo lo contrario.

El Outbound Marketing utiliza técnicas de marketing más directas y unidireccionales para captar clientes. Éstas técnicas más tradicionales, suelen ser bastante intrusivas, pudiendo ser contraproducentes, ya que pueden ser molestas para el cliente objetivo si no se le proporciona en el momento y de la forma adecuada.

Ejemplos de Outbound Marketing

Algunos de los ejemplos más claros del Outbound Marketing son:

  • Anuncios en televisión, radio o prensa escrita.
  • Carteles publicitarios
  • Merchandising

Una vez claro qué es el Outbound Marketing y porqué es tan diferente al Inbound, vamos a profundizar en cómo es una estrategia Inbound Marketing y cuáles son sus fases.

Etapas de la estrategia de Inbound Marketing

La estrategia de Inbound Marketing consta de 4 fases. Estas son las 4 etapas que el usuario recorre desde que tiene un primer contacto con la empresa y entra en el proceso de compra o contratación, hasta que finalmente se convierte en cliente.

Atracción

En esta fase queremos atraer a nuestro público objetivo, y para ello crearemos contenido de calidad que sea de su interés, para que sea el propio usuario quien llegue a éste contenido sin necesidad de intrusismos.

Para conseguir esta atracción, el SEO de nuestro sitio web será importante. Crear contenido en nuestro blog, optimizado para que posicione en los buscadores como Google, será esencial para que los usuarios lo encuentren cuando hagan búsquedas relacionadas con el contenido creado.

Utilizar, no solo el blog, sino también las redes sociales, puede ser interesante para difundir este contenido y llegar a las personas realmente interesadas en él.

En esta fase, los usuarios desconocidos pasan a ser visitantes de nuestro sitio web.

Convertir

En esta etapa, ya hemos conseguido atraerlo a nuestro sitio mediante un determinado contenido. Pero, esto es solo el principio, ahora es el momento de convertir el visitante en una oportunidad de venta.

Para ello, debemos ofrecerles un método de contacto, o más contenido a cambio sus datos. Por ejemplo, un buen método es crear ebooks, guías, checklist o infografías que, a cambio de sus datos de contacto (nombre, correo electrónico, etc) se puedan descargar de forma gratuita.

Ellos consiguen más contenido de calidad de su interés, y tu ya has conseguido los datos de un potencial cliente.

En esta fase, el visitante se convierte en una oportunidad de venta, comúnmente denominado “lead”.

Cerrar

En esta tercera etapa de la estrategia de Inbound Marketing, vamos a intentar que los leads conseguidos en la fase anterior se conviertan en clientes, mediante la “educación” sobre el producto o servicio por el que ha mostrado interés.

Para ello, se aplican automatizaciones que son posibles mediante algún CRM, (probablemente Hubspot sea el más completo para ello). Estas automatizaciones son:

  • Lead Nurturing: Enviar correos electrónico personalizados para nuestro lead.
  • Lead Scoring: Analizar y clasificar los leads

Fidelizar y deleitar

En esta fase ya hemos conseguido el cliente. Pero aquí no termina la estrategia de Inbound Marketing. Es el momento de fidelizar al cliente. Mantenerlos satisfechos, con una excelente atención postventa, será primordial para conservarlos, y además, conseguir que éstos se conviertan en promotores de nuestra marca. Solo lo conseguiremos si el cliente está realmente satisfecho con nuestros servicios.

 

Los tiempos cambian, los negocios dependen cada vez más de internet y de los medios digitales, y los usuarios cada vez son más restrictivos con los anuncios intrusivos.

Por eso, la estrategia de Inbound Marketing parece que es una de las mejores opciones para cualquier negocio en la actualidad, ya que no solo te ayudará a conseguir más clientes, sino que serán ellos los que te encontrarán a tí, y además, se convertirán en los primeros promotores de tus servicios o productos. ¡A qué esperas!