Entradas

Ideas para conseguir que tu vídeo de empresa obtenga los resultados deseados

No es casualidad que redes sociales como Facebook e Instagram le estén dando más importancia al vídeo para medir el engagement o que estén implementado los stories en sus plataformas como una forma de comunicación con su público objetivo. Estas compañías se han dado cuenta del poder de los vídeos y de que, con el hecho de que la mayoría de las personas cuenten con un smartphone, es mucho más práctico verlos.

Igualmente, cualquier persona en cualquier parte del mundo puede grabar un vídeo con su teléfono móvil y subirlo a los diferentes perfiles de la empresa. Las marcas han tenido que volverse conscientes de ello e incluir el vídeo de empresa en sus estrategias de marketing digital, pero como la metodología del Inbound Marketing dice, no solo basta con hacer vídeos publicitarios.

Saliendo de la publicidad tradicional, el marketing de contenidos propone que conozcas tan bien a tus leads que puedas ofrecerles entretenimiento y facts de su interés.

Ahora bien, ya que el vídeo tiene tanto engagement en las redes sociales y es un formato más que válido para ofrecer tu contenido relevante para tus audiencias, ¿Por qué no intentar hacer vídeos para enganchar y obtener los resultados esperados? Esto implica mucho trabajo y esfuerzo, además de contar con la indumentaria necesaria y el talento apto.

Quizá habrás visto que muchos vídeos se han convertido en virales alrededor del mundo en tan solo segundos y han sido grabados con una cámara no profesional y además ha sido un momento espontáneo. Es por eso que las marcas deben de ser ingeniosas y creativas para hacer que sus vídeos tengan el “punch” necesario para atraer a las masas sin dejar de lado, por su puesto, el producto que se está vendiendo. En todo caso, si lo que quieres es hacer videomarketing, en esta entrada te queremos dar algunas ideas que han funcionado en el pasado y con las que podrías inspirarte para un futuro, así que ¡Toma nota!

Vídeos educativos

No se debe confundir este tipo de vídeos con la educación regular que se imparte en las universidades, por ejemplo. O al menos que ese sea tu negocio y puedas dar cursos o clases a través de tu vídeo de empresa de una manera profesional y sin la intención de vender un producto en específico.

Aquí hablamos de ofrecer un material que no busque vender al 100% un producto sino que ofrezca un contenido que ayude a saciar necesidades de los leads y, a su vez, los entretenga y les haga pensar bien del producto. Por ejemplo, si tu negocio es de maquillaje, puedes hacer un tutorial sobre cómo hacer un difuminado en los párpados mencionando que el maquillaje utilizado es de tu marca (y es de calidad).

Historias inspiradoras

Apelar a las emociones les ha funcionado a muchas marcas como en el caso de Coca Cola para viralizar sus vídeos . Y es que, ¿A quién no le gusta una historia que enamore y te haga sentir identificado?

No hablamos de historias dramáticas, pero piensa en qué situación cotidiana se encuentra tu producto con la que se puedan sentir identificados tus clientes y haz de eso un storytelling. Evocar a sentimientos positivos o motivacionales es la clave para que este tipo de vídeo de empresa consiga los resultados esperados.

Behind the scenes

Si tienes un negocio en el que tus productos son llevados a cabo en alguna fábrica o son manufacturados, puedes hacer un “detrás de cámara” y mostrar, en formato de vídeo, cómo es elaborado lo que ofreces. Esto hace que tu marca se humanice y que los clientes sientan que quieres hacerlos entrar en confianza con tu marca al mostrarles cómo elaboras los productos que llegan hasta sus hogares.

Casos de éxito

Si para tu producto se da el caso, puedes mostrar mediante tus vídeos casos exitosos reales con personas que hayan usado o probado lo que ofreces. Siempre dará más confianza entre los clientes que otra persona les hable bien sobre alguna marca en específico, pues, puede entrar en la categoría del worth of mouth y que vayamos de recomendación en recomendación.

Hacer preguntas y dar respuestas

Si en tu blog, redes sociales o canal de YouTube las personas te dejan preguntas a las que no tienes oportunidad de responder una a una, puedes aprovechar este material audiovisual para hacerlo de la manera más creativa posible. Ten en cuenta que también puedes hacer vídeos animados y que no necesariamente tiene que salir una persona dándole respuesta a todas esas preguntas.

También es una buena idea que tú mismo como marca te plantees preguntas de tu ámbito que nunca nadie te había hecho y las respondas en este vídeo de empresa. Verás que más preguntas saldrán y tu engagement comenzará a explotar porque tus audiencias sentirán que son tomadas en cuenta.

 

En conclusión, los vídeos son una herramienta que al usarla con creatividad e inteligencia, tienen el poder de llevarte al más grande de los éxitos.

Haz tutoriales y crea reviews en los que tus audiencias se sientan partícipes. Hacer un brainstorming para generar más ideas para tus vídeos corporativos también es recomendable.

8 tipos de vídeo para marketing que debes crear

Sigue siendo un hecho: la gente quiere cada vez más contenido de vídeo, como demuestran los datos sobre video marketing. Entonces, ¿cómo pueden los vendedores empezar a crear vídeos que ayuden a difundir el mensaje de sus marcas con la misma eficacia que lo hacían sus textos escritos? En este post vamos a determinar dónde debes concentrar tus esfuerzos al generar tu primer contenido audiovisual y qué tipo de vídeo para marketing deberías crear.

Cómo empezar con el Vídeo Marketing

Antes de empezar a crear tu primer vídeo para marketing, primero debes determinar cuál será tu objetivo principal. Pregúntate lo siguiente:

1) ¿Qué recursos tienes?

recursos disponibles marketing

Evalúa los recursos de los que dispones para crear un vídeo para marketing con aspecto profesional.

  • ¿Tienes un equipo de producción audiovisual que pueda filmar y editar el vídeo, o necesitas ayuda de una empresa externa?
  • ¿Tienes presupuesto suficiente para contratar a un productor de vídeo? ¿O para comprar equipos y software para crearlo y editarlo tú mismo?
  • ¿Cuánto tiempo tienes para dedicarte a filmar, editar y promocionar tu vídeo?
  • ¿Tienes tiempo (y paciencia) para aprender a usar el software de edición?

El número de empleados, el presupuesto, el nivel de habilidad y el tiempo del que dispones determinarán si eres capaz de invertir en crear un vídeo animado profesional, o si deberías producir un vídeo más sencillo para comenzar.

2) ¿En qué fase del embudo de marketing necesitas más ayuda?

estrategia video marketing

Si no está seguro del contenido de tu primer vídeo para marketing, echa un vistazo a tu embudo de marketing y evalúa dónde podría ser de gran ayuda. Los vídeos explicativos son buenas opciones para comenzar, pero a menudo la gente invierte mucho tiempo y recursos en ello para luego dejar producirlos. Lo ideal es tener vídeos para cada etapa del embudo. Pero si tienes tiempo o recursos limitados, elige la etapa que necesite un mayor impulso. Te dejamos algunas ideas para vídeos que pueden hacerte alcanzar tus objetivos según la etapa:

  • Atraer. Si tienes problemas para generar leads, lo mejor es crear un vídeo explicativo o animado para atraer visitantes a tu sitio web a través de búsquedas orgánicas y redes sociales. Un vídeo animado suele ser llamativo y atraerá a la gente a tus plataformas de medios sociales o a tu blog. Realiza una investigación de palabras clave y elige un tema que guste a tu audiencia para crear un vídeo que responda a las preguntas de tus posibles clientes potenciales. Si el vídeo cumple sus expectativas, querrán saber más sobre ti y tus productos o servicios.
  • Convertir. Si los problemas residen en la conversión, la opción más recomendable es la de crear una demostración. Durante la etapa de conversión, los clientes potenciales proporcionan su información de contacto, pero pueden no estar seguros sobre si comunicarse con un vendedor para hablar sobre la compra de un producto. Por tanto, si quieres que la compra finalmente se lleve a cabo, considera la posibilidad de crear un vídeo que demuestre cómo utilizar uno de tus productos o servicios para lograr buenos resultados. Con esta muestra, los clientes potenciales tendrán más interés en probar uno de tus productos.
  • Vender. Si estás teniendo problemas para cerrar clientes y conseguir ventas, los testimonios o casos de éxito pueden ayudarte. Los embajadores de la marca son la mejor forma de publicidad para tu negocio, ya que la gente confía en las recomendaciones de otras personas. Al mostrar a una persona real que está claramente satisfecha con tus productos o servicios, los clientes potenciales mostrarán más interés en comprar, puesto que el vídeo ha demostrado el valor de tu empresa.
  • Retener. Si lo que más te cuesta es retener a tus clientes, ofréceles tutoriales para solucionar los problemas que puedan surgir con tus productos o servicios tras haberlos adquiridos. La mayoría de los clientes de hoy quieren respuestas rápidas y directas a sus preguntas mediante la búsqueda de información online. Siempre intentarán evitar una llamada, quieren ahorrar tiempo y resolver el problema por sí mismos.

3) ¿Dónde estás publicando?

vídeo redes sociales

Otro aspecto importante es saber dónde debes publicar tus vídeos dependiendo de la fase del embudo de marketing en la que se encuentre tu cliente. Cada fase tiene una serie de canales que darán un mayor impulso a tus vídeos.

  • Atraer. Si estás intentando que la gente conozca tu marca, la primera vez que publiques tu vídeo deberías hacerlo en YouTube o en redes sociales. De esta manera, los visitantes se encontrarán con tu contenido (y por consiguiente con tu marca) al realizar búsquedas online o al revisar sus redes sociales.
  • Convertir. Para esta fase puedes crear campañas de correo electrónico con vídeo o añadirlo a tu página web o a una landing page.
  • Vender. Al igual que para atraer, YouTube y las redes sociales son grandes plataformas para generar ventas. El contenido en vídeo se comparte mejor que cualquier otro tipo de publicación, con lo que llegarás a mucha más gente que puede estar interesada en adquirir tus productos.
  • Retener. Toda empresa actual necesita un blog en el que ofrecer contenido que conteste a las preguntas frecuentes de sus clientes. Si lo tienes, en él deberías publicar tus vídeos tutoriales.

8 tipos de vídeo para marketing

A continuación te dejamos un resumen rápido de los diferentes tipos de vídeos que debes empezar a crear para lograr resultados en tu estrategia de marketing.

1) Demostraciones

Una demo puede mostrar al usuario cómo es y cómo funciona tu producto o servicio. Puede ser un vídeo en el que hagas un unboxing, muestres el producto desde varias vistas y lo pruebes, explicando su funcionamiento. También puedes pedir a algún cliente que lo valore, una opinión en vídeo aumenta la credibilidad de tu marca.

2) Vídeos de marca

Los vídeos de marca muestran la visión de tu empresa, tus objetivos o tus productos y servicios. Los vídeos de marca atraen al público objetivo y ayudan a crear la sensación de que tu negocio es el líder en tu nicho de mercado.

3) Vídeos explicativos

Los vídeos explicativos cuentan historias para solucionar problemas típicos de tus usuarios de una manera fácil de entender. Se suelen usar para hablar sobre las ideas principales de tu negocio. O bien para explicar cómo son tus servicios o cómo utilizar tus productos.

4) Tutoriales

Los tutoriales enseñan algo nuevo a tu audiencia, lo que les ayudará a alcanzar sus metas y resolver sus problemas, a poder ser con la ayuda de tus productos o servicios.

5) Vídeos Animados

Los vídeos animados son un gran formato cuando se quieren transmitir conceptos complicados y que necesitan de imágenes, gráficos, audio, etc. para que el espectador pueda comprender perfectamente lo que está viendo.

6) Testimonios

Una de las mejores maneras de generar confianza (y persuadir a tus potenciales clientes de cerrar la compra) es mediante la creación de vídeos con opiniones de tus clientes satisfechos. Convéncelos para que hablen sobre cómo tu empresa cumplió sus expectativas. De esta forma animarás a tus futuros clientes a hacer lo mismo.

7) Live streaming

Los vídeos en directo ofrecen a tus seguidores una visión poco habitual de tu empresa. Mostrándoles aquello que ocurre “detrás de las cámaras”. Realiza entrevistas o retransmite eventos y presentaciones en tiempo real y anima a los espectadores a participar lanzando preguntas.

8) Vídeos temporales

Utiliza Snapchat o las Stories de Instagram o Facebook. Estos vídeos de corta duración desaparecen al cabo de 24 horas. Al igual que los vídeos en directo, pueden mostrar un aspecto más auténtico de tu negocio. Puedes usarlos para promocionar campañas y eventos específicos en el tiempo. Obligando a tu audiencia a estar atenta a las novedades que lances a través de diferentes canales.

¿El uso del vídeo para empresas ayuda a vender más?

El uso del vídeo para empresas es perfecto para transmitir ideas y provocar sensaciones en el espectador. Su popularidad en los negocios está en auge, ya que permite mostrar a los clientes qué tiene de especial tu empresa. Un breve vídeo que describa tus productos o resalte tu experiencia hará gran parte del trabajo a la hora de conseguir una venta. El mensaje debe ser claro para que el usuario, que será el cliente potencial, pueda entender perfectamente el mensaje y tu campaña de vídeo marketing surja efecto.

Uno de los temas más buscados en Internet es el de cómo llevar a cabo una buena estrategia de vídeo marketing. A continuación te dejamos una serie de consejos útiles para empezar a usar el vídeo para empresas en tu estrategia de marketing online.

Investiga los intereses de tu audiencia

Utiliza la herramienta Google Trends para conocer los intereses de tu audiencia y ofrece contenido relacionado con sus búsquedas. Resolver las dudas de tus potenciales clientes con tutoriales, vídeo blogs, etc, podría ser una buena manera de empezar. Cuando vean tus vídeos explicándoles lo que ellos querían saber, se darán cuenta de que eres un experto en el sector y querrán saber más sobre tus servicios.

Ayuda a tus clientes con tutoriales

Al hacer tutoriales, las personas que buscan información sobre ese tema en particular pueden encontrarte, y normalmente será público objetivo de tu nicho de mercado. Si tienes un producto difícil de usar, crea un vídeo facilitando instrucciones paso a paso a los usuarios. Estos apreciarán el tiempo que dedicaste a explicar el funcionamiento de tus productos. Así, la próxima vez que quieran información sobre un determinado producto, es probable que acudan a ti.

Los testimonios generan confianza

Utiliza los testimonios de clientes para crear imagen de marca y generar confianza entre tus clientes. Permite que estos hablen abiertamente y de manera natural sobre su experiencia. Muchos consumidores prefieren confiar en testimonios personales que en cualquier cosa otra cosa que tú les puedas intentar vender. No es necesario montar ningún set de rodaje, simplemente pídele a algunos de tus clientes satisfechos que se grabe hablando sobre tu empresa.

Preséntate

Incluye un saludo en tu vídeo. Si los espectadores no saben quién les está hablando no podrán volver a tu canal en el futuro. Preséntate con tu nombre y el de tu empresa y explica qué información vas a proporcionar en el vídeo durante los 8 primeros segundos. Haz hincapié en el problema que vas a resolver y ofrece una solución durante el transcurso del vídeo. Antes de terminar, vuelve a recordar quién eres e incluye una llamada a la acción que enlace a tu web o canal.

Analiza tus vídeos

Estudia las estadísticas disponibles para tus vídeos, ya sean las estadísticas de tu servidor o de YouTube. Te ayudará a comparar cada vídeo que haces para que puedas identificar fácilmente cuáles tienes éxito y por qué, para así poder aplicarlo al resto de contenido. El análisis continuo es la mejor forma de perfeccionar tu estrategia de vídeo marketing. También puedes analizar los puntos fuertes de tu competencia para aplicarlos en tus vídeos.

No dejes de crear

Haz uso del vídeo aunque no dispongas de equipos caros. Invertir en cámaras de gran calidad, micrófonos y software de edición puede suponer un amplio gasto que no todo el mundo puede asumir. En su lugar, enfócate en la relevancia del contenido de tu vídeo, diseñándolo para atraer a los espectadores. Cuando esto empiece a reportarte beneficios, ya volverás a plantearte si realmente necesitas invertir.

El vídeo marketing puede mejorar tu presencia en la web y en las redes sociales. Su mensaje es más emocional, conecta con tus seguidores y puede hacerse fácilmente viral, cosa complicada de conseguir con otro tipo de contenido. Por tanto, empieza a hacer uso del vídeo para empresas.